El Real Madrid tiene plena confianza en Luka Modric (34 años). El centrocampista croata, tras regresar de los primeros de los compromisos de los jugadores con sus respectivas selecciones, pretende entrenarse en solitario a la espera de sus compañeros en lo que parece ser una declaración de intenciones para seguir siendo una de las piezas clave en el Real Madrid de Zinedine Zidane. El jugador terminará contrato en 2021 y no tiene la intención de salir del club hasta entonces. En estos momentos el jugador no está pensando en llevar a cabo ningún cambio de aires.

Según El Español, este ha sido un gesto que ha gustado en el seno del club y del cuerpo técnico del Madrid. El futbolista ya había preocupado anteriormente tras regresar lesionado en dos ocasiones con Croacia. Saber que pueden estar tranquilos (al menos esta vez) con el croata, satisface al club. Lo que busca en estos momentos Luka Modric es continuar en el club y pelar al máximo por la titularidad. Fede Valverde (21 años), quien parece será su sucesor natural, está rindiendo de manera progresiva, cada vez a mayor nivel. Buena noticia para el Real Madrid. Ahora mismo hay un centro del campo de garantías en el equipo.

Luka es consciente de todo lo que puede seguir dando y está feliz en el Real Madrid, algo que le motiva aún más a seguir en el club. Zinedine Zidane pretenderá dosificarlo para que llegue en plena forma a los momentos importantes de la temporada. Lo lógico es que sea importante en el juego, pero también es normal que con el paso de las temporadas, su participación vaya bajando. Lo que está claro es que el compromiso es de ambas partes. Hace poco Luka Modric tuvo una oferta sobre la mesa del Inter de Milán y tanto club como jugador la desestimaron. De momento, hay Modric para rato, pero el futuro pinta bien; no solo con Valverde, también con Martin Ødegaard (20 años), quien está explotando con la Real Sociedad.