«Eso lo tiene que explicar él, el por qué no me daba oportunidades. Yo trabajaba, intentaba ponérselo difícil, pero llegaba un momento que ves que es imposible. Marco dos goles en Vitoria y al día siguiente en Dortmund jugué un minuto. Cuando pasan las semanas y no te sientes importante, es más difícil. Hubo un momento en que di la temporada por perdida, estábamos a 15 puntos en Liga y solo nos quedaba la Champions pero yo no entraba en la dinámica. Contraté un entrenador personal en enero, porque no jugaba miércoles ni domingo y baja la intensidad. Buscaba estar a tope en la pretemporada. Si seguía Zidane estaba claro que buscaría una salida para volver más hecho, pero con la llegada de Julen fue todo diferente».

Así hablaba estos días Dani Ceballos sobre su escaso protagonismo en el Real Madrid la temporada pasada, cuando apenas tenía continuidad para Zinedine Zidane. Aunque ahora las tornas han cambiado por completo para el centrocampista de 22 años.

Ahora suma ya 3 encuentros y después de una gran pretemporada Luis Enrique lo convocó para la Selección Española, en la que lo vimos rindiendo a un gran nivel ante la Croacia de Luka Modric, uno de los jugadores con los que compite por un puesto en la medular blanca.

El joven jugador español ha convencido, y con su apuesta Luis Enrique ha puesto a Julen Lopetegui sin duda en apuros, pues ha hecho méritos para ganar más continuidad en el club blanco. Sin duda alguna los tendrá, porque los ha merecido y ha dado el paso al frente que se esperaba desde hace meses.