Zinedine Zidane pasará a la posteridad del Real Madrid como una de sus figuras más icónicas y emblemáticas. Y no solo como futbolista, dado que era una auténtica delicia en el terreno de juego, sino también como míster porque ha sido el máximo responsable en la consecución de las 3 Ligas de Campeones de manera consecutiva (2016-2018).

En la actualidad, se puede asegurar que el 13 veces campeón de la Champions es el equipo más en forma de nuestro país. La Real Sociedad continúa desplegando un fútbol excelso, pero da la sensación que no es suficiente para competir con los transatlánticos de LaLigaSantander en la exigente batalla por el título.

De hecho, está siendo el Sevilla de Julen Lopetegui, viejo conocido de los blancos, el que está aguantando el pulso a Real Madrid y FC Barcelona. Los pupilos de Ernesto Valverde han recuperado sensaciones tras el brillante triunfo frente al Borussia Dortmund, todo ello en su juego psicológico para el ’Clásico’ del Camp Nou del próximo miércoles 18 de diciembre. Por lo que respecta al Atlético de Madrid, la falta de acierto de cara a puerta está condenando a los hombres dirigidos por Diego Pablo Simeone.

Volviendo a la escuadra merengue, cabe recordar que la clave fundamental en la conquista del doblete de Liga y Champions durante el curso 2016-2017 fue disponer de un increíble fondo de armario. Una plantilla completa, sólida, compacta y perfectamente estructurada que remaba unida hacia la misma dirección: el éxito. Zidane continúa siendo su director de orquesta desde el banquillo, aunque sin tener en sus filas a Cristiano Ronaldo. Sin embargo, Karim Benzema ha demostrado con creces que puede ejercer el rol de protagonista o estrella en la producción merengue. ¿Volverá el Real Madrid a su trono en el Viejo Continente?