Se esperaba que Kiko Casilla pudiera tener su oportunidad esta temporada en Melilla, en el debut de una Copa del Rey que ha sido su torneo en las tres últimas temporadas, aunque no haya tenido suerte en él. Y quizás esa era la idea de Julen Lopetegui, aunque nunca lo sabremos.

El vasco fue destituido dos días antes del debut en el torneo del KO, como ya saben tras caer estrepitosamente en el Clásico del Camp Nou ante el FC Barcelona. De manera que Santiago Solari se decantó por Keylor Nabas en su primera alineación.

Lo que supimos una semana más tarde era que Thibaut Courtois se mantendría en la Liga y que también jugaría la Champions League, feudo del costarricense en los primeros choques de fase de grupos. Así que ahora el ex del Espanyol tiene menos opciones si cabed de jugar.

Ya se ha hablado del posible regreso de Andriy Lunin en enero desde el Leganés para que afronte otra cesión en busca de minutos, pero del internacional español no hay apenas noticias. Y tiene sin duda números para cambiar de aires en el mercado de invierno. Otra cosa es que quiera y que encuentre una oferta que le pueda complacer.