Llegado el pasado verano con la vitola de ser uno de los más destacados carrileros del fútbol francés, el internacional galo de 24 años Ferland Mendy aterrizó en el Santiago Bernabéu por petición expresa de Zinedine Zidane con la clara intención de convertirle en alternativa de un Marcelo cuyo rendimiento ha ido en franco descenso durante los últimos años.

Pese a las buenas maneras mostradas cada vez que ha disfrutado de minutos sobre el terreno de juego, los problemas musculares que le han venido acompañando han impedido al futbolista nacido en Meulan-en-Yvelines disfrutar de la continuidad que hubiera esperado. De este modo, hasta la fecha son ya 270 minutos los que el galo ha sumado (3 partidos).

Con dos partidos en los próximos cuatro días (miércoles ante el Leganés y sábado frente al Real Betis), el carrilero tendrá la oportunidad de sumar minutos de calidad en los que encontrarse en disposición de demostrar que se trata de una pieza importante y luchar por la titularidad ante todo lo que viene por delante. Será también la oportunidad para que Mendy pueda sumar sus primeros minutos en el Santiago Bernabéu en partido oficial.

Con un Marcelo (31 años) que hasta la fecha ha disputado un total de 6 partidos pero no termina de mostrar ese nivel que le llevó a ser una de las piezas más desequilibrantes del equipo blanco, y Sergio Reguilón brillando en el Sánchez Pizjuán con la elástica del Sevilla, la lucha por convertirse en el dueño del carril izquierdo del Santiago Bernabéu (tanto de presente como de futuro) está lanzada.