Con 38 encuentros disputados y 14 goles anotados, a la espera de los 7 últimos partidos de Liga por disputarse que arrancan este lunes en Leganés, Gareth Bale vive sus últimas semanas en un Real Madrid al que llegó hace seis años como el fichaje más caro de su historia y del que se irá con 4 Champions League.

Porque todas las informaciones coinciden en que esta será la última temporada del galés, que no ha convencido tomando el relevo de Cristiano Ronaldo. Las lesiones y la mala temporada general del equipo le pasarán factura y ya se ve a Eden Hazard como su sucesor.

Pero la gran incógnita es evidentemente saber dónde estará su futuro porque será un traspaso caro que rondará los 100 M€ y no hay muchos clubes capaces de afrontarlo. Concretamente el Daily Mirror habla de cinco, siendo uno de ellos el Chelsea siempre y cuando consiga poder fichar este verano y eludir o retrasar la sanción de la FIFA.

En Inglaterra están igualmente Manchester United y Tottenham, su antiguo conjunto, ambos dispuestos a acogerlo en sus filas. El Inter de Milán en Italia podría hacer un gran esfuerzo para contratarlo con algunas ventas importantes. Y por último el Bayern Múnich, deseoso de fortalecer su potencial ofensivo.