Uno de los nombres propios cuando se habla de salidas en el Real Madrid es sin duda alguna Jesús Vallejo, que acaba de firmar una buena actuación con España en el Europeo sub’21. El central de 22 años, que la temporada pasada jugó 8 encuentros y cuyo paso por el cuadro blanco ha estado marcado por las lesiones, parece el indicado para seguir.

Porque con la llegada de Eder Militao Zinedine Zidane debía escoger entre él o Nacho Fernández (29 años). El canterano lleva muchas temporadas como suplente, está habituado a no tener mucho protagonismo y suele cumplir en sus escasas actuaciones. De modo que su venta estaría más que amortizada.

No obstante, teniendo en cuenta el historial de percances físicos del joven zaguero español, el hecho de que parezca el elegido como cuarto central puede despertar dudas. Además con ese rol tendría previsiblemente pocos minutos, lo que podría frenar su progresión. Y por ahora no hay nada claro.

Una salida como cedido sería una buena vía, aunque ya pasó por esa situación durante un año en Alemania, donde además rindió a buen nivel. Esto aplazaría un año la decisión sobre él y Nacho y permitiría a Vallejo rodarse en la élite. Aunque por otro lado sería renunciar a un buen dinero por un traspaso del canterano…