El Real Madrid recupera la sonrisa. Pese a las dudas que generó en algunos sectores después de la derrota en el Parque de los Príncipes en Liga de Campeones (3-0) y algunos pinchazos en Liga como sucedió ante el Real Mallorca (1-0), el conjunto entrenado por Zinedine Zidane ha enderezado el rumbo en las últimas semanas.

Con cinco partidos consecutivos en los que no ha recibido ningún tanto y ha mejorado sensiblemente en faceta ofensiva, lo cierto es que la temporada 2019-2020 está dejando otra serie de buenas noticias para el Real Madrid. Una de las más recientes es la explosión del atacante brasileño Rodrygo, futbolista que ha demostrado que no le pesa la responsabilidad de ser uno de los referentes ofensivos del equipo cuando Zinedine Zidane apuesta por él y está respondiendo con goles.

La explosión de los jóvenes

Así, el joven internacional canarinho de apenas 18 años ya ha visto puerta en 5 ocasiones después de haber estado sobre el césped en 6 partidos. De este modo, y tomando como referencia su tiempo en el campo, el exfutbolista del Santos marca gol cada 74 minutos. Una estadísticas sensacional que ha disparado al atacante.

Otro de los grandes nombres propios que centran la actualidad merengue es el charrúa Fede Valverde, que estaba llamado a tener un papel secundario pero poco a poco se ha hecho con un hueco en el equipo debido a la falta de efectivos en la medular blanca. Autor de su primer gol con la elástica blanca el pasado fin de semana ante el Eibar, el de Montevideo (21 años) ya suma 10 partidos sumando Liga (8) y Liga de Campeones (2).

Centrocampista físico y de notable despliegue, además de brillar en parcela defensiva el uruguayo se incorpora con notable peligro al área rival. Complemento perfecto para Casemiro, la presencia de Valverde quita trabajo al tercer miembro del centro del campo, ya sea Luka Modric o Toni Kroos. Además, su constante ida y vuelta impide que el equipo se parta tan fácilmente que cuando él no está. De este modo, comienzan a surgir dudas acerca de la idoneidad de desembolsar una cantidad millonaria para cerrar el fichaje de Paul Pogba, cuya incorporación limitaría más que notablemente la cantidad de minutos que el Pajarito estaría en el verde