Cuatro días después de conocerse el profundo malestar de Cristiano Ronaldo por la denuncia de la Fiscalía (se le acusa de evadir impuestos) y de confirmarse su disposición a cambiar de aires durante el presente mercado estival, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha tomado la palabra para enviar un mensaje tranquilizador a los aficionados blancos. «Ahora mismo es jugador del Madrid. Tendría que pasar algo muy raro para que se fuera. Y no lo contemplo, sobre todo sin hablar con él», aseguró.

Durante la entrevista concedida a Onda Cero, el dirigente insistió en la idea de que aún no ha hablado con el futbolista sobre este asunto, pero quiso dejar claro que hará todo lo que esté en su mano por garantizar su continuidad. «Con Cristiano no he hablado. No le puedo decir. A los tres días de Cardiff la Junta Electoral convocó elecciones y hace poco acabó el plazo para presentar candidaturas. Y en este periodo he intentado ser respetuoso con los demás y no he tenido parte activa. Me he enterado por lo que ha salido en un periódico. No tengo ninguna solución. Cristiano, como el resto que tiene contrato, tienen contrato y son jugadores del Madrid. Lo que haya pasado, que seguro ha pasado algo que le ha afectado a la credibilidad de Cristiano, nos lo contará, nos lo dirá y veremos qué pasa. No me he enterado muy bien aún (...) Tiene un contrato y lo tiene que cumplir. Sólo sabemos que está molesto por el trato que ha recibido de la prensa, que se le ha visto como un defraudador. No he visto respeto. Se ha transmitido que es un defraudador», explicó.

Es más, el dirigente se negó a plantearse un escenario de posible venta del jugador y añadió: «No hay ninguna cifra. La única posibilidad que contamos es la de seguir con los jugadores que tenemos. Y si hacemos algo, será puntual. Hasta el 31 de agosto la vida puede cambiar». Asimismo, el empresario confirmó que ni el presidente del PSG, Nasser Al Khelaifi, ni el de ningún otro equipo se ha personado en las oficinas del Santiago Bernabéu con ofertas por sus jugadores. «No he hablado con Nasser ni con nadie, ni hemos recibido ofertas por él, Morata o James. Y tampoco nosotros hemos hecho una oferta por nadie», aseveró.

Antes de terminar, Pérez recalcó su idea de retener al luso y no dudó en enviar un mensaje a todos aquellos aficionados blancos que en algún momento han pitado al crack portugués. «Quiero hablar con él. Tengo una buena relación tras trabajar ocho años juntos. Está muy identificado con el club. A él le pitan 2.000. Pero no sólo le pitan a él. A esos pocos hay que decirles que ayuden a los jugadores que no lo hacen bien un día. Hablaré con él cuando acabe la Copa Confederaciones», concluyó.