Incapacitada para cerrar fichajes durante el presente mercado invernal (por culpa de la sanción impuesta por la FIFA), la directiva del Real Madrid centra ahora sus esfuerzos en, tal y como cuenta Marca, las negociaciones que pretenden concluir con la renovación de uno de sus baluartes defensivos, el internacional español Dani Carvajal (24 años).

El futbolista se ha consolidado como el líder del costado diestro de la zaga y la directiva quiere evitar cualquier tipo de tentación procedente de la Premier League (en especial del Manchester City) prorrogando su contrato hasta más allá del año 2020, fecha de finalización de su actual compromiso. Es decir, lo que quiere el cuadro blanco es que el zaguero firme el que será, seguramente, gran contrato de su carrera deportiva y el que garantice su permanencia en el club hasta la recta final de su carrera.

En una situación completamente opuesta a la del madrileño se encuentra el portugués Pepe (33 años). El central acaba contrato el próximo mes de junio, pero las conversaciones para ampliarlo se encuentran totalmente estancadas por las evidentes diferencias entre lo que pide el jugador (un contrato de dos años de duración) y lo que le ofrece la entidad de Concha Espina (sólo un año más otro en función de su rendimiento).

Por si fuera poco, varios clubes de la emergente liga china ya se han puesto en contacto con el futbolista para hacerle saber que estarían dispuestos a garantizarle un retiro dorado (se trata del Guangzhou Evergrande, el Shanghai SIGP y el Hebei China Fortune). Igualmente, escuadras como la Juventus o el Manchester United tampoco le pierden de vista, ya que consideran como irrepetible la oportunidad de fichar a un zaguero de esta categoría y experiencia sin coste alguno.