Sorprendió sin duda alguna el pasado verano la decisión de Kiko Casilla de seguir en el Real Madrid pese al fichaje de Thibaut Courtois y tras pasar a ser el tercer portero. Quizás se esperaba que Keylor Navas saliera o seguramente no encontró una oferta convincente.

El caso es que el portero de 32 años, ausente habitual de las convocatorias e inédito esta temporada en partido oficial, podría haber dicho basta. Sobre todo tras ver cómo el costarricense renueva su contrato y constatar que no tiene intención de cambiar de aires.

Ahora, por primera vez en semanas, volvemos a tener una pista sobre su futuro, que en este caso lo aleja de la escuadra merengue. Según relata Sky Sports, el arquero estaría ya negociando para integrarse en el Leeds United de Marcelo Bielsa.

El Loco, protagonista hoy de las portadas deportivas de Inglaterra al confesar haber enviado un espía al entrenamiento del Derby County, es el entrenador que quiere a este portero que terminará contrato en 2020. Por tanto su marcha es más que posible.