El regreso de Zinedine Zidane ha supuesto un soplo de ilusión en el seno de Real Madrid. Después de una complicada temporada en la que no se ha logrado ninguno de los objetivos propuestos, el conjunto de Chamartín ha vuelto a manos del que fuera uno de los grandes artífices de los éxitos que han acompañado al club en las pasadas temporadas.

Consciente de la importancia que también tuvieron los futbolistas en los nueve títulos que se lograron a sus órdenes, Zidane decidió apostar en su primera alineación tras su regreso por un equipo plagado de jugadores que ya estuvieron a sus órdenes. Una de las elecciones más significativas fue la de Keylor Navas. El portero costarricense, titular únicamente en tres choques de Liga, fue de la partida en el encuentro que ayer enfrentó a los blancos con el Celta de Vigo.

Cambio de rol

Después de un papel meramente secundario a las órdenes de un Santiago Solari que únicamente le dio minutos en Copa del Rey, el que fuera guardameta del Levante ha quitado su sitio en el once a Thibaut Courtois, una de las mayores apuestas del club durante el pasado mercado estival y por el que se trabajó largo y tendido para cerrar su incorporación desde el Chelsea.

Y lo cierto es que el tico de 32 años respondió a la confianza de Zinedine Zidane cuajando un buen partido. De hecho, fue precisamente él el protagonista de la mejor acción de la primera mitad. Fue la sensacional parada en la que exhibió sus reflejos en el minuto 16 para sacar de forma acrobática un cabezazo de Maxi Gómez que se colaba en la portería blanca y hubiera supuesto el 0-1. Atento y metido en el partido, no cabe duda que Navas quiere agarrar con las dos manos la oportunidad que se le ha presentado.

Protagonista de un buen número de rumores de adiós debido a sus reiteradas suplencias, el regreso de Zinedine Zidane ha supuesto un notable vuelco a su situación en el Real Madrid, por lo que habrá que estar muy atentos a fin de conocer cómo acaba la temporada. Consultado tras el choque, el propio futbolista reconocía que «Hace tiempo que no jugaba y estoy muy contento. El futuro ya se verá. Mientras esté aquí trabajaré como siempre. Pensar en el futuro te distorsiona el momento, es hablar de suposiciones. Cuando hablemos y sepamos daremos una respuesta. Lo más importante es que he trabajado mucho para tener una oportunidad y hoy me la dieron. Siempre he querido estar aquí. Lo dije desde primer momento. Ya veremos qué pasa en el futuro. Aquí yo y mi familia estamos muy bien, quiero disfrutar de mis compañeros, que son grandes. La situación ahora es una, en verano es otra. Mis ganas de estar aquí no han cambiado. Mi intención es cumplir el contrato que tengo».

Zinedine Zidane, por su parte, no quiso mojarse sobre su elección para la portería y apuntó que la titularidad de Navas «No es una decisión definitiva. Faltan diez partidos. Thibaut va a jugar otra vez. El tercer portero es Luca, son tres muy buenos porteros. Este tema siempre va a salir. Pero el Madrid necesita tres o cuatro grandes porteros. El lío va a ser siempre para el entrenador. Yo voy a contar con los dos de aquí a finales de temporada. No se pueden jugar cuatro, cinco o seis competiciones con sólo un gran portero».