El Génova no facilitará la marcha de Krzysztof Piatek (23 años) durante el mercado invernal. El cuadro italiano, que actualmente pelea por eludir los últimos puestos de la tabla, ya ha dejado claro que su pupilo no tiene ningún tipo de cláusula de rescisión en el contrato y que, por tanto, su marcha queda supeditada a una dura negociación y al pago de una cantidad elevada.

«No hay ninguna cláusula de rescisión en su contrato, las negociaciones son libres, si alguien quiere a un jugador nos sentamos y hablamos. No sé cuál es el precio ahora, no es un problema, pero Piatek es esencial para nosotros y debo pensar en el Génova», explicó su presidente, Enrico Preziosi.

Eso sí, el dirigente añadió que no descartan su venta y que, en realidad, lo único que necesitan es que alguno de los conjuntos interesados se anime a tirar de talonario. «Sé que saldrá, que le multiplicarán el salario por diez y que el Genoa también saldrá beneficiado. Y apostaremos por Favilli. Nos han llegado llamadas de grandes clubes de Italia y del resto de Europa. Si alguien lo quiere, tiene que hablar conmigo, si no lo hacen lo consideraré incorrecto», puntualizó.

Tomando como punto de partida esta declaraciones, el digital OK Diario ha explicado en las últimas horas que si el Real Madrid realmente desea convertir al polaco en uno de sus nuevos referentes ofensivos deberá al menos poner sobre la mesa unos 60 M€. Hasta la fecha, Piatek acumula 14 goles en los 15 partidos oficiales que ha disputado con el cuadro genovés esta temporada.