A la espera del encuentro de esta noche ante el Galatasaray, que puede dejar al Real Madrid prácticamente en octavos de final de la Liga de Campeones o abrir una nueva crisis, parece claro que el cuadro blanco tiene un claro problema de falta de gol desde la marcha de Cristiano Ronaldo.

Partidos como el del sábado ante el Real Betis corroboran esa idea, de manera que los merengue siguen esperando, por encima de todo, un fichaje estelar que ocupe el lugar del luso. Y el hombre señalado para ello no es otro que Kylian Mbappé, que estuvo cerca de fichar en 2017.

Con contrato hasta 2022 con el PSG, ayer veíamos cómo la escuadra francesa trata de ampliar ese vínculo para colocarlo a la altura de Neymar. Pero en el conjunto merengue confían en que el jugador siga dando largas a los parisinos un poco más, para así presionar en 2020.

Hablamos de un fichaje que podría batir todos los récords, cuyo traspaso muchos cifran en nada menos que 300 M€ o quizás más. Pero las pistas siguen siendo sólidas y esperanzadoras del lado blanco.