Ayer el Real Madrid anunciaba que Mateo Kovacic estará de baja varias semanas, que pueden ser hasta ocho nada menos. El croata se lesionó el pasado miércoles en el partido ante el APOEL de Nicosia y estará casi dos meses fuera de los terrenos de juego.

Se espera que regrese por lo tanto en noviembre, y hasta entonces el conjunto merengue tiene varios encuentros por delante. De manera que ahora será más importante que nunca la profundidad de plantilla que tiene Zinedine Zidane, especialmente en la medular.

Y por tanto será una oportunidad inmejorable para que podamos ver a dos centrocampistas que hasta ahora apenas han participado en 2 partidos cada uno. Como recuerda As, hablamos de Marcos Llorente y Dani Ceballos, dos de los símbolos de la Selección sub’21.

La temporada pasada eran claves en las filas de Deportivo Alavés y Real Betis respectivamente, pero al llegar al Santiago Bernabéu se han encontrado con una gran competencia. Por eso tienen una gran ocasión para reivindicarse y ganar minutos.