El Real Madrid lo tiene claro. Tras analizar con detenimiento la situación actual, la directiva ha llegado a la conclusión de que ahora mismo resulta imposible fichar a Kylian Mbappé y que lo mejor para sus intereses es que el futbolista permanezca durante un año más en el AS Mónaco.

Según cuenta el diario As, la entidad merengue ya ha asumido que con la BBC a pleno rendimiento será muy difícil poder garantizar a este joven futbolista los minutos necesarios para su correcto desarrollo, circunstancia que le ha llevado a priorizar la búsqueda de un acuerdo que garantice su desembarco justo dentro una temporada.

Para que esta fórmula de los frutos esperados, los de Chamartín necesitan que el cuadro del Principado se mantenga firme en su actual postura y garantice la permanencia del futbolista durante un curso. La labor no resultará sencilla, ya que al menos dos grandes clubes del continente, París Saint-Germain y Manchester City, están presionando con fuerza para llevarse al jugador.

Y mientras se suceden los rumores, el punta mantiene la calma. Tanto él como su entorno ven con buenos ojos la posibilidad de seguir madurando durante una campaña más en el Louis II, por lo que no sería extraño que finalmente aceptasen la opción de estirar un año más su estancia en el cuadro monegasco para poder dar el salto al Real Madrid en 2018.