No está siendo un inicio de temporada sencillo para Gareth Bale, ya no solamente porque no ha podido ver portería sino porque además ha escuchado pitos del Santiago Bernabéu. El pasado miércoles ante el APOEL tuvo grandes momentos por la banda izquierda, como la asistencia de gol a Cristiano Ronaldo y otras jugadas de peligro para el Real Madrid.

Pero el galés sigue sin mostrar esa versión letal, contundente y determinante de otros tiempos. Po si fuera poco la gran competencia que hay en la plantilla de Zinedine Zidane provoca que sean cada vez más las voces que abogan por que el francés apueste por otros futbolistas.

Hoy en Anoeta será previsiblemente titular, y es probable que como referente en ataque ante las ausencias de Cristiano Ronaldo por sanción y Karim Benzema por lesión. La Real Sociedad llega como colíder a esta jornada, siendo un equipo sólido y fiable, pero curiosamente al ex del Tottenham no se le da nada mal.

Ha marcado en sus cuatro visitas al campo donostiarra, en el que suma nada menos que 5 goles. Es sin duda el rival que mejor se le da, y una buena actuación decisiva hoy provocaría sin duda un cambio importante en su situación.