Autor de 15 goles en 27 encuentros de la presente temporada, Mauro Icardi sigue siendo el referente ofensivo de un Inter de Milán que sigue sin acordar su renovación. Y este hecho alimenta todavía más los rumores sobre un futuro incierto del delantero al que siguen los grandes de Europa.

Entre ellos el Real Madrid, que podría buscar un nuevo goleador para la temporada que viene y sigue atento a este atacante que cuesta actualmente 110 M€. Aunque como afirma hoy Il Giornale, ese interés de varios equipos se ha enfriado un tanto y ya no parece tan claro como antes.

Esto ha llevado a Beppe Marotta, el hombre fuerte del cuadro nerazzurro, a poner pausa en las negociaciones de su contrato, tomando así la iniciativa en esas complicadas conversaciones con su agente Wanda Nara. La idea del dirigente es rebajar las altas pretensiones económicas del jugador y aprovechar el momento de bajón deportivo que ahora atraviesa.

Además tendría una alternativa en el caso de que se rompan, como sería ir a por un Paulo Dybala que también ha sido vinculado al campeón de Europa. Precisamente el Real Madrid vuelve a ganar enteros por Icardi viendo que su renovación parece estancada…