Después de un pasado mercado estival en el que pese a la notable inversión en nuevas piezas con las que apuntalar la plantilla no se concretó la llegada de un nuevo centrocampista, varias son las informaciones que a lo largo de las últimas semanas han especulado con la posibilidad de que el Real Madrid aproveche el mercado invernal.

El cuadro de Chamartín se ha visto vinculado con distintos futbolistas que ya aparecieron en escena durante el periodo estival. Uno es el francés Paul Pogba, futbolista del Manchester United cuya adquisición se antoja tremendamente complicada. Otras de las opciones son el holandés del Ajax Donny van de Beek, el portugués Bruno Fernandes (Sporting de Portugal) o Christian Eriksen (Tottenham).
Se presenta precisamente el futbolista danés como una de las más factibles.
¿El motivo? La próxima finalización de su contrato con la escuadra de Londres en junio de 2020, por lo que los spurs tendrán en el próximo mes de enero la última oportunidad si quieren sacar un rendimiento económico por una posible venta.

Sin embargo, pese a los rumores el técnico argentino Maurizio Pochettino no ve tan clara la marcha del centrocampista. El entrenador del Tottenham ha señalado que «No creo que haya cambios, de verdad. Creo en los jugadores que tenemos, creo en los que están hoy» al ser cuestionado sobre marchas invernales en su plantilla.
Además, el ex del Espanyol salió al paso para responder a los que critican su trabajo al espetar que «Respeto todas las opiniones y sé que habrá personas que digan que necesitamos cambiar o que debemos hacer algo. Si es mi decisión, me quedaré con mis jugadores porque sé que tienen calidad».