Están en el Real Madrid todavía pendientes de los nuevos cambios que se pueden producir en el mercado de fichajes que para muchos clubes ya ha comenzado. Y es que son varios los frentes abiertos del cuadro blanco, entre ellos el deseo de Zinedine Zidane por reclutar a Paul Pogba.

De los objetivos reales que ahora se barajan en Concha Espina, es sin duda el más complejo. Porque el Manchester United pide una gran suma por su centrocampista, a quien fichó por más de 100 M€ hace tres años, y para el que ahora demanda un mínimo de 170 M€.

Cuenta en las últimas horas The Independent que los diablos rojos no se oponen a su marcha como antes, conscientes de que su valor ha decaído y puede ser la gran oportunidad de hacer caja con él. Y eso es lo que quieren sobre todo: dinero, por lo que han rechazado un trueque por él.

Gareth Bale podría ser usado como moneda de cambio para abaratar la operación, pero no estaría el galés en los planes de Ole Gunnar Solskjaer. Su calidad es incuestionable, si bien su edad (casi 30 años) y su discreta temporada lo han devaluado.