Aunque era algo que ya podía intuirse, Gareth Bale acaba de confesar sin ningún tipo de problema que le genera mucha más ilusión competir con la Selección de Gales que con el Real Madrid. «Está claro que me emociona más jugar con Gales que con el Madrid», aseveró con rotundidad.

El atacante realizó esta llamativa y reveladora confesión durante la rueda de prensa previa al choque que mañana mismo mide al combinado nacional de su país con Azerbaiyán. «Conozco a la mayoría de mis compañeros desde que teníamos 17 años. Es como jugar con tus amigos un domingo en el parque. Es normal. Aquí hablo mi propio idioma y me siento más cómodo», añadió.

Consciente de la polvareda que pueden levantar sus palabras, el jugador indicó inmediatamente después que, en cualquier caso, siempre da el máximo cuando salta al terreno de juego. «Pero eso no cambia lo que hago en el campo. Siempre doy el 100 por ciento en el campo donde quiera que esté, eso es lo que siempre intento por hacer», aseveró.

Por eso, el de Cardiff quiso dejar claro que la disputa de estos compromisos internacionales no ha tenido nada que ver con la oportuna recuperación de la lesión que le ha impedido competir con los merengues en estas últimas semanas. «Si esta semana hubiera tenido partido con el Real Madrid, hubiera estado listo y entrenando para jugar. A lo mejor a ellos no les parece bien, pero es sólo una coincidencia que esta semana haya partido de la selección...», concluyó.