Convertido en uno de los grandes animadores del pasado mercado estival, el Real Madrid cerró un más que notable incorporaciones. Sin embargo, pese a la proliferación de movimientos, algunas zonas del campo no terminaron de reforzarse. Una de las más evidentes es la medular, que quedó debilitada tras algunas salidas importantes como Dani Ceballos (cedido al Arsenal) o Marcos Llorente (traspasado al Atlético de Madrid).

El gran nombre propio a seguir fue el del internacional francés Paul Pogba, futbolista del Manchester United que se convirtió en obsesión para el técnico Zinedine Zidane, el cual veía en él la alternativa perfecta para dar un impulso a su centro del campo. Sin embargo, la opción no se concretó, al igual que tampoco lo hicieron las grandes alternativas que protagonizaban Bruno Fernandes (Sporting de Portugal), Christian Eriksen (Tottenham) y Donny van de Beek (Ajax).

Especialmente significativo fue el caso de este último, cuya incorporación parecía tremendamente próxima pero que no terminó de cerrarse. Así, varias son las informaciones que dan por hecha su llegada para la temporada 2020-2021. Y es que el jugador dejó bien a las claras hace apenas unos días que no tiene previsto cambiar de aires en enero: «Ya veremos después. ¿Si lo saben eso en Madrid? Ciertamente todos lo saben. Quizás algún día en mi carrera suceda que me cambie de club durante las vacaciones de invierno, pero por ahora no me gusta. Pelear con un equipo por algo y a mitad de camino dejarlo... Quiero volver a hacer cosas con el Ajax esta temporada».

De cualquier modo, parece que será una operación complicada desde el punto de vista económico. Al menos, si tomamos como referencia la información que encontramos en las páginas del tabloide inglés Mirror, fuente según la cual el Ajax se ha descolgando solicitando nada menos que 112 M€, cantidad que prácticamente dobla los 60 M€ de los que se hablaba el pasado verano. ¿Estará dispuesto el Real Madrid a satisfacer estas demandas? Parece realmente complicado.