Paul Pogba sigue siendo el mayor deseo de Zinedine Zidane para su proyecto en el Real Madrid. El cuadro merengue es consciente de la dificultad de acometer la operación, especialmente por las elevadas pretensiones económicas del Manchester United. Además, hay que añadir la presencia de Mino Raiola, el agente del jugador, que requerirá una comisión más que interesante para sus beneficios.

Lo que es innegable es que el conjunto blanco reforzará su medular de cara a la siguiente campaña. Otro nombre que se encuentra en la agenda merengue es Christian Eriksen, del Tottenham Hotspur. De hecho, la escuadra comandada por Mauricio Pochettino ha manifestado su interés en hacerse con los servicios de Dani Ceballos, junto con el regreso de Gareth Bale.

Volviendo a Pogba, de 26 años, hay que reconocer que su trayectoria guarda ciertas similitudes con la de Zidane, como apunta el diario As. Los dos han formado parte de la Juventus de Turín, una de las entidades más históricas de la Serie A. Ambos se marcharon de la Vecchia Signora para crecer a nivel profesional, algo que, al menos por ahora, a Paul se le está resistiendo a nivel de clubes.

No obstante, con el Manchester United logró conquistar la Europa League, pero su mayor logro que, a su vez, es otro parecido razonable con el técnico del Real Madrid, es la consecución del Mundial con Francia. Zidane fue clave con un doblete en la final de 1998 ante Brasil, mientras que Pogba fue uno de los líderes de los suyos hace justo un verano en Rusia. ¿Acabarán juntos en Concha Espina?