El Real Madrid continúa perfilando su proyecto de cara al presente curso, pero, principalmente, con la mirada puesta en las temporadas que están por llegar. Parece que Zinedine Zidane va engrasando su maquinaria con el transcurso de las jornadas, dado que los merengues están nivelados con el FC Barcelona en LaLiga Santander, aunque un paso por detrás del PSG en su grupo de la Liga de Campeones.

No obstante, dejando de lado el caso de Gareth Bale, hay 4 integrantes del plantel merengue que apenas están disfrutando de minutos en la campaña 2019-2020. El ejemplo más significativo es el de Mariano Díaz, quien estaba condenado a un segundo plano con el aterrizaje de Luka Jović. Aun así, se preveía que el ex del Olympique de Lyon formaría parte de las rotaciones del míster galo, por lo que su falta de protagonismo ha propiciado el interés de la AS Roma por sus servicios.

Según apunta el diario As, tampoco se puede pasar por alto la tesitura de Brahim Díaz. Después de haber dejado destellos de su talento durante el curso anterior, la lacra de las lesiones, junto con la escasa continuidad de la que está disponiendo, es posible que propicie que tome la decisión de coger la puerta de salida. Pretendientes no le van a faltar al que fuera jugador del Manchester City, eso es evidente.

Álvaro Odriozola estaba llamado a ser el recambio natural y de garantías de Dani Carvajal en el lateral diestro. El canterano de la Real Sociedad ha dado claras muestras de su potencial en ataque, pero tiene varias carencias por pulir en el apartado defensivo. Por último, James Rodríguez dio un vuelco a su situación tras un verano un tanto convulso, estando en la órbita de Nápoles y Atlético de Madrid. Sin embargo, se ha producido un nuevo giro de 360º, fruto, todo sea dicho de paso, de la actitud del colombiano a lo largo de las últimas semanas.