Llegado a la disciplina del Real Madrid en enero de 2015 a cambio de 13 M€, el centrocampista brasileño Lucas Silva ha naufragado en su intento de triunfar con la elástica blanca. Llamado a convertirse en uno de los referentes del fútbol canarinho, el futbolista nacido en Bom Jesus de Goiás duró apenas seis meses en la disciplina del conjunto merengue antes de marcharse cedido primero a Olympique de Marsella y más tarde al Cruzeiro.

Con un contrato hasta 2020, el jugador deberá regresar a la disciplina del campeón de Europa una vez expire su cesión el 30 de junio, si bien el Cruzeiro está haciendo todo lo posible para seguir disfrutando de los servicios del jugador. De hecho, su presidente Wagner Pires de Sá se ha desplazado a la capital de España con este objetivo, según apunta Globoesporte.

Se trata de una idea que el jugador vería con muy buenos ojos. Así, Lucas Silva ha destacado que «Espero que la situación se resuelva lo antes posible. Yo ya he dejado claro mi deseo de permanecer. todavía no tenemos novedades, pero creo que las habrá en los próximos días: si me quedo o tal vez sea mejor para el Madrid que siga mi vida en otro lado...»

Además, el jugador apuntó que «El Real Madrid me llamó a comienzos de año preguntándome por mi situación y que les gustaría que jugara. Mi deseo de permanecer aquí pesa también. Ahora, hay que esperar a ver lo que sucede en los próximos días». Queda ahora por conocerse cuál es la decisión de un Real Madrid consciente de las dificultades para recuperar su inversión.