El pasado verano, consciente de que sus opciones de acumular minutos con el primer equipo del Real Madrid eran muy limitadas, el joven Achraf Hakimi (20 años) decidió aceptar la propuesta del Borussia Dortmund, conjunto que le ofrecía la posibilidad de actuar como cedido en sus filas durante las dos próximas temporadas. Apenas seis meses después, ya puede decirse que la apuesta del marroquí ha resultado ganadora.

En este exiguo periodo, el futbolista ha pasado de ser poco más que un prometedor lateral diestro a poder moverse con soltura por ambos flancos de la zaga y convertirse en uno de los carrileros más completos y solventes del panorama europeo (acumula un total de 23 partidos, 3 goles y 7 asistencias con la entidad germana).

Lógicamente, su evolución no ha pasado desapercibida para el combinado de Chamartín. De hecho, una información que ha publicado en las últimas horas OK Diario explica que los merengues creen que si sigue por esta línea, el futbolista regresará al club dentro de año y medio con opciones de convertirse en una pieza decisiva en los esquemas del cuerpo técnico.

Tan convencidos están de ello que, tras constatar que tanto el norteafricano como el canterano Sergio Reguilón pueden cubrir sin problemas el flanco izquierdo de la zaga durante un largo plazo de tiempo, la directiva ha comenzado a plantearse seriamente la posibilidad de dar salida a Marcelo durante el mercado estival. El brasileño ha perdido fuelle en la presente temporada y su venta (previsiblemente a la Juventus) no resultaría ya tan traumática. Es más, con ella podría lograrse un importante botín con el que financiar nuevos fichajes.