Fue protagonista anoche Kylian Mbappé anoche en la gala del Balón de Oro, no solamente al entregar uno de los premios sino también por su ya famoso selfie con Didier Drogba. El delantero del PSG es el favorito para suceder a Lionel Messi como gran referente del fútbol mundial.

Un futbolista que está a punto de cumplir 21 años y tiene todas las cualidades para seguir triunfando en el deporte rey. Un delantero de época, que es ya campeón del mundo y con quien el Real Madrid sueña, desde que en 2017 estuviera cerca de cerrar su fichaje.

Se decantó por un combinado parisino donde tiene contrato hasta 2022, y desde el que recibe continuos guiños merengues. Aunque, como explica Marca, también los da, ya que en la gala de ayer estuvo visiblemente cercano a los jugadores madridistas y en especial a Vinicius Junior.

Hay ya varias imágenes de ambos juntos circulando por diferentes medios y, de acuerdo con el citado medio, en la escuadra de Chamartín ha crecido el optimismo de poder ficharlo en el futuro.