Una vez ha cerrado el fichaje Luka Jovic, Eden Hazard y Ferland Mendy, la directiva del Real Madrid centra sus esfuerzos en la contratación de un nuevo centrocampista. En este sentido, el gran anhelo de la entidad no es otro que Paul Pogba, futbolista por el que Zinedine Zidane siente verdadera devoción.

Según cuenta hoy el Daily Mirror, los blancos están dispuestos a invertir un máximo de 150 M€ en su contratación, cantidad que aun siendo elevada se queda todavía lejos de los 150 millones, pero de libras (unos 168 M€), que desea obtener el Manchester United con la venta de su pupilo.

Aunque la tarea se sigue antojando, por tanto, complicada, lo cierto es que esta noticia desvela al menos un cambio de actitud en una directiva inglesa que, hasta la fecha, se había negado en rotundo a dar salida a un jugador con contrato en vigor (hasta 2021) y sin ningún tipo de cláusula liberatoria en su contrato. De hecho, en la letra pequeña del compromiso figura todo lo contrario, la posibilidad de prorrogarlo unilateralmente una temporada más.

Pogba, de 26 años, ya ha mostrado en varias ocasiones su firme deseo de cambiar de aires y de ponerse a las órdenes de Zizou y tanto él como su agente, el controvertido Mino Raiola, están presionando todo lo posible para lograrlo. A día de hoy, y tomando como cierta esta noticia, bastaría con que los merengues subieran su propuesta para que su sueño se convierta en realidad.