La recta final de la temporada ha llegado y esto, como no podía ser de otra manera, implicará que la máquina de rotaciones de Zinedine Zidane se pongo de nuevo a funcionar para que sus futbolistas más importantes lleguen frescos a la cita de semifinales de la UEFA Champions League frente al Bayern Múnich, el gran reto que le queda a los blancos esta campaña.

En este supuesto que manejará el técnico francés, podrían entrar como cartas Dani Ceballos y Marcos Llorente, quienes estarían participando en sus últimos encuentros como futbolistas del Real Madrid atendiendo a su situación, como señalados ante la escasa repercusión que ha tenido su presencia en el verde y con la posibilidad de cambiar de equipo al término de la presente temporada. Según señala Estadio Deportivo, lo que resta de campeonato puede significar la última oportunidad para ambos de ganarse un boleto en la plantilla para la 18/19, aunque de momento nadie aboga por su continuidad.

Dos relevos faltos de minutos

La realidad que maneja el Real Madrid es que ambos futbolistas son dos activos jóvenes (21 y 23 años respectivamente) cuya falta de minutos han acusado de sobre manera, especialmente a la hora de recolectar la experiencia que aún necesitan seguir sumando para consagrarse como jugadores de peso. Con esto en mente, el club merengue podría planificar varias ideas de salida el próximo verano.

En el caso del andaluz, su regreso al Real Betis sigue sobre la mesa. Los béticos le querrían de una u otra forma y un acuerdo en el mercado estival, a falta de la decisión definitiva del Real Madrid, sería más que viable en formato cesión. En el caso del madrileño, no ha cuajado como sustituto de Casemiro y su salida podría llegar tanto a préstamo, como enfocada a una posible venta en la que se guardarían la opción de recompra.