El Real Madrid apuesta por la juventud. El cuadro de Chamartín ha cerrado durante las últimas semanas importantes incorporaciones de futuro, como han sido los casos de Marco Asensio, Mink Peeters y Martin Odegaard. A estos nombres propios hay que sumar los del portero Augusto Batalla (River Plate) y Mastour (AC Milan).

Consciente de la importancia de fortalecer su base con futuras estrellas que en los próximos años puedan llegar a tener una oportunidad en el primer equipo, el actual campeón de Europa tiene más nombres en su agenda. Sin embargo, no todas son de estas edades tan tempranas, aunque se trate de objetivos para su filial.

Esto es precisamente lo que apunta la información publicada por la Tribuna de Salamanca, fuente según la cual ojeadores del Real Madrid han estado presentes en los últimos encuentros disputados por el Guijuelo a fin de seguir de primera mano las evoluciones del rumano Razvan, futbolista de banda izquierda de 25 años que esta temporada suma un total de 16 partidos en Segunda División B (2 goles).

La intención por parte de los emisarios merengues es seguir al futbolista de cara a valorar una incorporación a su filial, si bien no son los únicos que siguen su pista, pues tanto Elche como Alcorcón (que ya intentó su fichaje el pasado verano) se han visto seducidos por las cualidades del jugador.