El liderato de LaLiga Santander está en juego en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid, que ostenta esa privilegiada plaza en la clasificación, recibe este sábado 5 de octubre, a partir de las 16:00 horas, al Granada CF. El conjunto encabezado por Diego Martínez se ha convertido, con méritos propios, en la auténtica sensación y revelación en el tramo inicial del presente curso.

Los nazaríes han demostrado ser un rival realmente sólido y solvente en lo que va de campaña. De hecho, todavía no conocen la derrota a domicilio, ya que sumaron un valioso punto en el fortín del Villarreal CF como carta de presentación en su regreso a Primera División. El Granada consiguió doblegar en su condición de visitante a RCD Espanyol y Celta de Vigo, a lo que se debe añadir el empate con el Real Valladolid. Por tanto, no será un equipo sencillo de batir para las tropas de Zinedine Zidane.

Además, el Real Madrid se verá las caras con un viejo conocido, un jugador criado en las categorías inferiores de la entidad merengue: Roberto Soldado. El ariete aporta la experiencia tan necesaria a un grupo como el diseñado por Martínez, debido a que el ’9’ tiene un largo recorrido en Primera con clubes de la talla de Getafe CF, CA Osasuna o Valencia CF.

Pese a su periplo poco fructífero en la Premier League, aunque no arrancó nada mal su andadura en el Tottenham Hotspur, sin dejar de lado su etapa en Turquía con el Fenerbahçe, es un profesional y un futbolista como la copa de un pino. Un ejemplo a seguir, un hombre que jamás da un esférico por perdido y que nunca arroja la toalla. Si a eso le añadimos el ’morbo’ de verse las caras con un transatlántico como el Real Madrid, en la que fue su casa (el Santiago Bernabéu), la combinación puede ser letal. ¿Se volverá a cumplir la ley no escrita del ex en el deporte rey?