Tras la vorágine de los primeros y estelares fichajes realizados por el Real Madrid en este inicio de mercado, el resto del mes de junio se presenta ahora como momento propicio para cerrar las salidas. Porque son necesarias para aligerar una alta nómina de jugadores de primer nivel.

Algunos como Keylor Navas saben hace semanas que no cuentan entre los planes de Zinedine Zidane, pero su salida está lejos de cerrarse. As se detiene esta mañana en el caso particular del portero de 32 años clave en la racha de 3 Ligas de Campeones ganadas por los blancos.

El guardameta no cuenta con ofertas que puedan satisfacerlo, pues el Manchester United está decidido a retener a David De Gea mientras el PSG parece volcar su atención en Gianluigi Donnarumma tras el consumado regreso de Leonardo a la capital francesa, rubricado ayer.

Serían los dos únicos clubes capaces de satisfacer sus demandas económicas (unos 7 M€ anuales). Además el tico pretende irse de Chamartín gratis y cobrando los dos años de contrato que le quedan, algo que los blancos no contemplan.