El multimillonario proyecto que puso en marcha Florentino Pérez el pasado verano no ha conseguido dar los frutos esperados. Con el equipo fuera de la Copa del Rey y de la Champions League, la Liga se antoja como la única tabla de salvación, pero el Barça ya ha demostrado que no está dispuesto a renunciar a un nuevo título.

Por eso, en su última comparecencia pública, el director general del Real Madrid, Jorge Valdano, tuvo que defender el frágil rendimiento de una plantilla cargada de estrellas. «Luchamos contra un excepcional Barcelona, pero eso no significa que no lleguemos a valorar lo que tenemos. El Real Madrid tiene una buena base para construir el futuro y esta temporada ha acumulado méritos que nadie reconoce. En este edificio ya hay cimientos: el promedio de edad de los jugadores es menor de 25, tenemos una defensa muy armada... en esta plantilla se puede creer para el futuro», indicó.

Por si fuera poco, el dirigente también tuvo que esquivar las preguntas en las que se le cuestionaba por la inexplicable venta de Arjen Robben, extremo que sigue dejando huellas de su talento en el Bayern Múnich. «No podemos tener 25 cracks mundiales, por eso hemos intentado españolizar y rejuvenecer la plantilla», espetó.

Finalmente, en su comparecencia ante los micrófonos de la Cadena Ser, el argentino aseguró que el club no ha realizado aún ningún tipo de fichaje. «Hasta mayo no se habla ni de jugadores ni de fichajes, no lo hablo ni siquiera en conversaciones privadas con Florentino. No estamos buscando entrenador, y quizá alguno se lleve una sorpresa al final», concluyó.