El pasado martes era sustituido al descanso por Zinedine Zidane, cuando el Brujas ganaba por dos goles de diferencia en el Santiago Bernabéu. Sufría mareos y problemas estomacales, que algunos medios han achacado a una crisis de ansiedad pero que en cualquier caso le impidieron seguir en el campo.

Con Alphonse Areola con muchos números para ser titular mañana ante el Granada, porque Thibaut Courtois no pudo entrenarse, el belga ha roto su silencio. En una escueta comunicación con el diario Marca ha hecho referencia a lo sucedido en el citado partido y también ha mostrado sus ambiciones en el cuadro blanco.

«Si quieres ser portero del Real Madrid tienes que aceptar esta presión», ha respondido al ser cuestionado sobre la presión a la que está siendo sometido en las últimas horas. El empate de su escuadra ha provocado que muchas críticas se centren en su persona por los muchos goles encajados este curso, y el portero se encuentra ya con una diana en la espalda.

Explica este medio que el guardameta sufrió un episodio de gastroenteritis aguda que le ha hecho perder tres kilos, pero que no le permitirá ir concentrado con su selección. Por eso se pondrá en manos de especialistas para mejorar todavía más su dieta, para evitar episodios como este.