Paul Pogba y Zinedine Zidane se han visto las caras durante estos últimos días. Ambos han coincidido en Dubai, ciudad a la que el técnico galo ha acudido para dar una conferencia y en la que el centrocampista se recupera de una lesión que le mantiene apartado de los terrenos de juego desde el pasado 2 de octubre.

Lo que podría catalogarse como un encuentro casual ha sido aprovechado por los medios para reactivar las especulaciones en torno al posible desembarco del futbolista en el Real Madrid. Según relata el Daily Mirror, durante el tiempo que coincidieron, el preparador le habría mostrado al jugador su firme deseo de contar con él en un futuro no muy lejano.

En realidad, este anhelo de Zizou es ya de sobra conocido. De hecho, en alguna de las comparecencias públicas efectuadas a lo largo del verano, el entrenador ya dejó claro que estaría encantado de dar la bienvenida al aún jugador del Manchester United. «¿Pogba? Sabemos lo que queremos. Estamos en ello», aseveró. Aunque los de Chamartín jugaron sus bazas durante el verano, los diablos rojos no dieron su brazo a torcer y evitaron el adiós de su gran estrella.

De cara al futuro, parece claro que los merengues volverán a la carga y que el futbolista hará todo lo posible por forzar su aterrizaje en el Santiago Bernabéu. Que en Dubai hablasen de este asunto no debería ser catalogado como algo excepcional, sino una consecuencia lógica de lo que estamos viviendo en estos últimos meses.