El Real Madrid no logra quitarse de la cabeza al brasileño Neymar. Aunque el jugador acaba de aterrizar en el París Saint-Germain y su cambio de aires se antoja muy complicado, la directiva sigue soñando con el fichaje del único jugador que, a su juicio, sería capaz de marcar verdaderas diferencias en el campo y de provocar un repunte mediático de la entidad.

Tal y como cuenta el diario Marca, los blancos tenían previsto abordar su fichaje en 2019, pero el hecho de que la actual plantilla esté dando síntomas de agotamiento ha llevado a la entidad a valorar la posibilidad de lanzar sus redes sobre el futbolista el próximo verano. Además, en Chamartín están convencidos de que si pasan a la acción al término del curso, el jugador echará un cable. «Los dirigentes blancos han recibido en los últimos días diferentes mensajes en ese sentido. Empezaron en Londres con motivo de la gala The Best de la FIFA, con una proximidad ante la delegación blanca y ha seguido en los últimos días con la presencia de un embajador del Real Madrid al lado del delantero durante el periodo de vacaciones», explica el rotativo.

Lógicamente, los merengues asumen que el fichaje del astro canarinho resultará sumamente complicado, ya que para romper su vínculo con el PSG apenas un año después de su aterrizaje en el Parque de los Príncipes se necesitará algo más que dinero. De hecho, en la misma información se llega a especular con la posibilidad de que los de Concha Espina incluyan a Cristiano Ronaldo en las negociaciones que mantendrán con Nasser Al Khelaifi. «La intención de Al Khelaifi es no vender, pero también es cierto que en el Real Madrid hay posibles objetivos del PSG, empezando por Cristiano Ronaldo», aseguran.

Ya sea Neymar o cualquiera de los otros jugadores que últimamente vienen siendo relacionados con la entidad, lo que sí parece claro es que el Real Madrid dará un importante golpe sobre la mesa el próximo verano. Los blancos tienen en caja uno 200 M€ y no descartan que de cara al curso que viene, su inversión en fichajes pueda rondar los 400 M€.