Karim Benzema vuelve a asomarse a la agenda del Arsenal. Aunque la presente temporada aún está dando sus primeros pasos, la prensa de las islas ya se atreve a asegurar que el conjunto londinense lanzará sus redes sobre el futbolista durante el aún lejanísimo mercado estival.

Según relata el Daily Star, la oferta que los gunners harán llegar al Real Madrid alcanzará los 40 millones de libras (unos 46,5 M€), cantidad que aún siendo elevada puede quedarse corta para hacer dudar a un Florentino Pérez que siempre ha mostrado un especial afecto por el delantero francés.

Eso sí, el rotativo añade que si el los merengues no logran quitarse definitivamente de encima la sanción que le ha impuesto la FIFA (dos ediciones del mercado sin poder fichar), el desembarco del punta francés en el Emirates Stadium resultaría muy complicado, ya que la entidad de Concha Espina no podría reclutar a un sustituto de garantías y, por tanto, no permitirá la marcha de su pupilo.

Fichado por el Real Madrid en el verano de 2009, Benzema figura en el punto de mira de Arsene Wenger desde que militaba en el Olympique de Lyon. En los últimos tiempos, los ingleses han pasado a la acción en varias ocasiones, pero todas sus ofensivas han quedado en nada por, en gran medida, la incapacidad de los blancos para localizar a otro punta que además de aportar goles pueda contribuir al juego de la misma forma que lo hace el talentoso internacional francés.