Autor de un brillante Mundial Sub’17, torneo en el que alcanzó la final junto a la Selección de Mali (cayó por 2-0 ante Nigeria) , el atacante Sidiki Maiga se ha convertido en protagonista de una reñida batalla que enreda al Arsenal con los dos grandes clubes de la Liga española, Real Madrid y FC Barcelona.

Según explica el diario Sport, los ojeadores de estos conjuntos se quedaron gratamente sorprendidos por el rendimiento que ofreció el versátil delantero (puede jugar por banda o en posiciones más centradas) en tierras chilenas y han recomendado a sus respectivas directivas que inicien los trámites oportunos para lograr su contratación.

El gran problema de este fichaje reside en la edad del futbolista. Hasta dentro de algo más de un año (diciembre de 2106), el punta no cumplirá los 18 años y, tras la sanción que la FIFA ha impuesto al Barça por las irregularidades cometidas en la contratación de menores de edad, son pocos los clubes que se atreven a dar el paso.

Para evitar, precisamente, este tipo de problemas, el conjunto catalán ya está valorando la posibilidad de alcanzar un acuerdo con su actual equipo, el Real Bamako, por el que se aseguraría una especie de derecho de tanteo que le permitiría partir con ventaja en la puja que, a buen seguro, se abrirá en cuanto el jugador alcance la mayoría de edad.