El FC Barcelona se ha convertido en uno de los grandes animadores del mercado de fichajes. El cuadro catalán despidió el verano con muchas tareas pendientes y los medios han aprovechado este escenario para especular con el posible desembarco de multitud de futbolistas.

A la cada vez más extensa lista de futuribles acaba de sumarse Aleksandr Golovin. De hecho, según cuenta el diario ruso Izvestia, el mismísimo secretario técnico del FC Barcelona, Robert Fernández, se habría tomado la molestia de presenciar varios encuentros de su club, el CSKA Moscú, con el objetivo de seguir sus evoluciones y valorar si su talento está a la altura de las necesidades culés.

Capacitado para jugar como mediocentro, interior zurdo e, incluso, mediapunta, el versátil centrocampista ha destacado especialmente por su capacidad física y su buen manejo de balón, cualidades que le han servido para consolidarse como uno de los pilares de la escuadra moscovita (83 partidos, 6 goles) y para abrirse paso en las convocatorias de la Selección de Rusia absoluta (15, 2).

Lógicamente, el buen rendimiento ofrecido por el joven futbolista (sólo tiene 21 años) no ha pasado desapercibido para otras escuadras. En este sentido, su propio agente, Sandor Varga, ha señalado al Arsenal como otro de los grandes clubes que siguen a su cliente. «Este verano me vi mucho con Aleksandr a petición de Arsene Wenger. Que estos clubes tan grandes vigilando a un jugador, significa que no todo es accidental», aseveró