El Valencia parece haber retomado el pulso a la temporada en las últimas semanas, aunque la Liga de Campeones será la que marque su futuro inmediato. Los duelos ante Ajax y Chelsea serán determinantes en el devenir de un club que comenzó el curso bastante agitado.

La salida de Marcelino, la llegada de Albert Celades, la clara fractura social y del propio vestuario con la directiva, una planificación deportiva cuestionada… Son muchas las tensiones que se acumulan en el campeón de la Copa del Rey en este momento con un tercio del curso cumplido.

Y por si fuera poco ahora Plaza Deportiva abre un nuevo frente asegurando que el entrenador medita seriamente pedir un refuerzo para el mercado invernal. Sería otro lateral diestro, pese a la cuestionada inversión realizada en Thierry Correia, fichaje con el claro sello de Jorge Mendes.

El portugués no ha convencido y en los 200 minutos que ha jugado su escuadra ha encajado 6 goles, de manera que los números juegan claramente en su contra. Sin embargo nada garantiza que esas demandas del preparador sean escuchadas.