Después de una temporada para el olvido a lo largo de la cual han pasado varios técnicos por el banquillo y se ha estado mucho más lejos de lo esperado de los objetivos propuestos, el Valencia quiere olvidar lo antes posible la decepción. De este modo, el conjunto de la capital del Turia se someterá a un profundo lavado de cara durante el mercado estival.

Uno de los grandes frentes abiertos por parte de Suso García Pitarch es el del cerrar la llegada de un nuevo central de primer nivel. El pobre rendimiento ofrecido por un Aymen Abdennour por el que se pagaron 25 M€, unido a las dudas acerca del futuro de un Shkodran Mustafi que forma parte de la agenda de varios conjuntos de primer nivel, ha derivado en la aparición en escena de un destacado número de alternativas.

Uno de los frentes abiertos es el que tiene como protagonista a Raúl Albiol, si bien el Nápoles no parece dispuesto a negociar por ahora por el que fuera internacional español. Y mientras tanto, otras dos opciones se hacen hueco. La primera, según apunta el diario Marca, es el central paraguayo Gustavo Gómez, futbolista de apenas 22 años que ya estuvo en el punto de mira meses atrás. Su rendimiento con Lanús, así como su juventud, son dos aspectos que seducen mucho a la dirección deportiva.

En lo que al centro del campo se refiere, Súper Deporte incluye en sus informaciones de hoy a dos futbolistas. El primero es Ignacio Camacho, jugador del Málaga al que García Pitarch “no pierde de vista”, si bien se antoja necesario cerrar alguna venta para encontrarse en disposición de acometer su fichaje. El segundo es el mexicano Héctor Herrera, quien ha brillando en las filas del Oporto (41 partidos, 9 goles la pasada temporada). Sin embargo, los 40 M€ de su cláusula de rescisión se antojan como un obstáculo difícil de sortear.