El futuro a corto plazo del Valencia se muestra un tanto incierto. La más que probable compra del club por parte del empresario Peter Lim ha llevado un cierto optimismo a la ciudad del Turia, pero tanto Rufete como Amadeo Salvo se muestran precavidos. Por ello, la dirección deportiva en consenso con Pizzi, han acordado que lo prioritario en estos momentos es la operación salida. Ahora mismo el equipo cuenta con 34 jugadores en plantilla. El objetivo del entrenador argentino, es quedarse con 20 jugadores para afrontar la próxima temporada.

Según cuenta hoy el Diario Marca, Rufete ha puesto un equipo entero a la venta. En la portería, la próxima renovación de Diego Alves abre las puertas a una salida de Vicente Guaita, que además termina contrato en 2015. En defensa hay también varios nombres con el cartel de transferibles. João Pereira, Rami, Victor Ruíz y Cissokho no entran en los planes de Pizzi para la temporada que viene.

Es en el centro del campo y en la delantera donde está el grueso de los jugadores con billete de salida de Mestalla. De hecho, la mayoría de estos jugadores vuelven de un año de cesión. Entre estos se encuentran Banega, Jonathan Viera, Helder Postiga, Andrés Guardado o Dorlan Pabón. Otro de los que vuelve de cesión, es Carles Gil, el cual después de una buena temporada en el Elche, ha reconocido que intentará convencer a la directiva para quedarse en el equipo valencianista.