Los datos dicen que ha disputado 11 partidos esta temporada, pero las sensaciones son otras. Desde que el pasado mercado invernal estuviera forzando su salida, el rendimiento de Allan en el Nápoles no volvió a ser el mismo ni ha recuperado el gran nivel exhibido antaño.

Muchos factores han influido en ello, pero ahora el escenario es diferente en el equipo de Carlo Ancelotti cuando está ya a la vista otro periodo de traspasos. Y en este caso sería mucho más sencillo para el combinado del Parque de los Príncipes este fichaje.

Cuenta Il Mattino que el jugador espera una señal desde la capital francesa para retomar unas negociaciones que ciertamente quedaron en suspenso hace poco menos de un año. Aunque ahora los campeones de Francia cuenten con un centro del campo más poblado y de mayor calidad.

Por tanto el nombre de Allan vuelve a estar en la agenda parisina, en este caso con Leonardo bien atento a todo lo que sucede en el club partenopeo, tan agitado estos días.