La directiva del Atlético de Madrid tiene un nuevo motivo de preocupación. Aunque la continuidad de Antoine Griezmann ha quedado garantizada gracias a un nueva renovación de su contrato, la entidad teme ahora por el futuro de otro de los pilares de su plantilla, el meta Jan Oblak.

Según ha contado en las últimas horas el portal Goal y recoge el diario As, uno de los clubes que viene persiguiendo el fichaje del esloveno desde hace meses, el París Saint-Germain, parece dispuesto a dar un paso más en su ofensiva y a abonar los nada menos que 100 M€ que figuran en su cláusula de rescisión.

Los galos han llegado a este punto tras observar cómo los colchoneros repelían sucesivamente dos ofertas de 60 y 75 M€, y han optado por emplear la única fórmula que evita el engorro de tener que negociar con una directiva que, tras la sanción impuesta por la FIFA, ni se plantea desprenderse de un futbolista para el que no podría encontrar un recambio de garantías hasta, como mínimo, el próximo mes de enero.

Si damos por cierta esta noticia, todo quedará a expensas de lo que finalmente decida el propio Oblak. En este sentido, el cuadro madrileño puede estar moderadamente tranquilo, ya que hace unos días, el cancerbero indicó: «En el fútbol nunca se sabe, pero todo indica que seguiré en Madrid. Estoy satisfecho en el Atlético».