El Niza fue sin duda una de las revelaciones del curso pasado, sobre todo en la Ligue 1, donde tras un fulgurante inicio del curso logró hacerse con un puesto en la Europa League que ahora disputará. Pero perdió después a sus dos referentes, su entrenador y su estrella, Hatem Ben Arfa, ya que este último puso rumbo al PSG.

Lejos de hundirse por tamañas pérdidas, en esta escuadra francesa decidieron salir adelante y lo hicieron por todo lo alto, con importantes fichajes que han ido concretando en el verano que ahora acaba. De hecho van en la tercera plaza de la Ligue 1 ahora mismo, con 7 puntos, los mismos que el líder.

Pero en su plantilla hay varias estrellas nuevas que seguramente hace no mucho nadie soñaba. La última en llegar, Mario Balotelli, que aterrizaba gratis desde un Liverpool que tuvo que darle salida porque no la encontraba y el mercado expiraba. El delantero italiano posee sin duda unas cualidades envidiables, pero habrá que ver si es capaz de centrarse y tener regularidad en la Costa Azul. Lo logrado con Ben Arfa anima a pensar que puede ser así.

Seguramente fue también sorprendente el fichaje de Dante, central de renombre venido claramente a menos (del Bayern Múnich al Wolfsburgo se devaluó bastante). Junto al brasileño tenemos a Younes Belhanda, que quizás suena menos en nuestro país pero en 2012 fue uno de los artífices de que el Montpellier ganara el título liguero, justo antes de que comenzara la tiranía del PSG que se mantiene por ahora. Tras pasar por Dinamo de Kiev y Schalke 04 este talentoso y habilidoso jugador quiere volver a hacer las delicias de los aficionados en Francia.