El Celta de Vigo deberá poner toda la carne en el asador si quiere conservar a sus piezas más importantes con vistas a la temporada que viene. Claro ejemplo es todo lo que está aconteciendo en torno al centrocampista eslovaco de 23 años Stanislav Lobotka. Vinculado ya el pasado mes de enero con distintos conjuntos importantes del panorama internacional como un Inter de Milán dispuesto a todo por su fichaje, el cuadro gallego finalmente logró evitar su fuga ampliando su vinculación hasta junio de 2023.

Una vez terminada la temporada, los rumores de adiós han vuelto a reactivarse. Uno de los que ha aparecido en escena dispuesto a todo para cerrar su fichaje es un Nápoles que ya ha dejado cerrado el fichaje de otro jugador de la Liga como Fabián (Betis) e incluso ha arrancando un preacuerdo con el todavía futbolista del Celta de Vigo.

De cualquier modo, los italianos no están solos en la puja. Clara muestra es la información publicada por El Desmarque. Según está fuente, el Paris Saint Germain ha vuelto a irrumpir en escena con la clara intención de convencer al futbolista de la posibilidad de enrolarse en sus filas durante este mismo mercado de fichajes.

El nuevo técnico de la escuadra parisina Thomas Tuchel ha dado el visto bueno a la posibilidad de tener a sus órdenes al centrocampista y el director deportivo Antero Henrique ha reactivado esta posibilidad. Con una cláusula de rescisión cifrada en nada menos que 50 M€, en caso de un adiós Lobotka dejará una importante cantidad en las arcas gallegas.