Mauro Icardi se convirtió en uno de los grandes nombres propios del pasado mercado de fichajes. El atacante argentino no contaba con la confianza por parte de un Antonio Conte que convirtió su salida del Inter de Milán en una de sus grandes prioridades cuando se convirtió en nuevo técnico de la escuadra lombarda.

Después de un sinfín de especulaciones que le situaron en distintas escuadras como Roma, Nápoles o Juventus, finalmente hubo que esperar a la recta final del mercado para que se confirmara su nuevo destino. Éste se encontraría en un Paris Saint Germain que le acogió en calidad de cedido y donde aterrizaría para complementar un ataque en el que las figuras de Neymar, Mbappé y Edinson Cavani eran inamovibles.

Y lo cierto es que el delantero de 26 años está sabiendo aprovechar las oportunidades de las que está disfrutando. Autor de dos goles en los cuatro choques que ha disputado hasta la fecha, el rendimiento del de Rosario está convenciendo a los distintos estamentos de la escuadra gala.

Tanto es así que desde las oficinas del Parque de los Príncipes ya se valora la posibilidad de pagar los 70 M€ en que se cifra la opción de compra del futbolista. Eso es lo que señala la información de la Gazzetta dello Sport, fuente según la cual el campeón de la Ligue 1 está convencido de que hacerse con el futbolista a título definitivo es una opción interesante. Habrá que estar muy atentos para ver si el jugador continúa por la senda marcada lo que resta de temporada y lo que suceda con un Edinson Cavani cuyo futuro parece más fuera que dentro de la ciudad de la luz.