Mauro Icardi se convirtió en uno de los grandes nombres propios del pasado mercado estival. Con un Antonio Conte que buscaba su salida del Inter de Milán a toda costa, el delantero argentino fue vinculado con un más que notable número de clubes a lo largo de todo el verano, como fueron los casos de Nápoles, Roma o Inter de Milán. Sin embargo, cuando el mercado estaba a punto de cerrarse, su destino cambió radicalmente.

Su destino se encontró, de este modo, en el Paris Saint Germain. El campeón de la Ligue 1 trabajó largo y tendido con vistas a encontrar una alternativa al intocable trío de ataque que componen Kylian Mbappé, Edinson Cavani y Neymar. Y lo cierto es que el rendimiento del internacional albiceleste de 26 años está siendo insuperable.

Autor de 9 goles en los 10 partidos que ha disputado hasta la fecha, el de Rosario necesita únicamente 71 minutos sobre el césped para ver puerta con la elástica del conjunto de la capital francesa. Así, el técnico Thomas Tuchel tendrá un notable quebradero de cabeza cuando todos los atacantes estén a su disposición.

Mientras tanto, desde las oficinas del Parque de los Príncipes comienzan a tener claros sus planes en lo que respecta al futuro del jugador. Y es que según destaca la información que ha publicado la Gazzetta dello Sport, el campeón francés ya ha dado un paso al frente con vistas a cerrar la incorporación definitiva del futbolista, para lo cual pagarán los entre 65 y 70 M€ en que se cifra la opción de compra.