Neymar se ha convertido en el absoluto protagonista mercado de fichajes tras el cierre en Inglaterra. Vinculado con Real Madrid y FC Barcelona en forma de posible incorporación para apuntalar sus respectivos ataques, el internacional brasileño no ve el momento de abandonar la disciplina de un Paris Saint Germain que también quiere acelerar al máximo los movimientos que le permitan librarse de él.

Y mientras los dos gigantes de nuestra Liga trabajan en una fórmula con la que convencer al campeón de la Ligue 1, los parisinos trabajan en alternativas con las que poder apuntalar su plantilla una vez se produzca la venta. Uno de los grandes nombres a seguir de los que se viene hablando largo y tendido desde hace algunos días es el internacional argentino Paulo Dybala, futbolista muy del gusto del director deportivo Leonardo.

Después de rechazar las distintas ofertas recibidas desde Inglaterra, la Joya vería con buenos ojos la posibilidad de sumarse al proyecto parisino. Sin embargo, todavía falta que el Paris Saint Germain de el necesario paso al frente con vistas a hacerse con los servicios del jugador que durante el pasado curso sumó 10 goles y 5 asistencias en 42 partidos oficiales con la elástica bianconera (2820 minutos sobre el césped).

De este modo, concretar lo antes posible la salida de Neymar con destino a España se considera el paso previo fundamental para que la operación que tiene como protagonista al futbolista nacido hace 25 años en Laguna Larga pueda concretarse. Todavía quedan tres semanas de mercado de fichajes y se presentan como tremendamente agitados.