La ya inevitable marcha de Adrien Rabiot, futbolista que independientemente de si abandona el equipo en enero o en verano, no volverá a vestir la elástica del París Saint-Germain ha llevado a la directiva del cuadro galo a valorar la incorporación de un nuevo centrocampista durante el inminente mercado invernal.

Durante los últimos días, la prensa ha puesto sobre la mesa los nombres de Idrissa Gueye (Everton), Allan (Nápoles), Cesc Fábregas (Chelsea) o Abdoulaye Doucouré (Watford), pero la lista de opciones no acaba aquí. De hecho, una información que ha publicado en las últimas horas el diario L’Equipe señala que los galos también valoran el fichaje del galés Aaron Ramsey (28 años).

Además de por su considerable talento y su palpable experiencia, el británico resulta muy interesante para el PSG por el hecho de acabar contrato en verano y poder cambiar de aires en enero a un precio, en teoría, bajo. En este sentido, la misma fuente señala que una cantidad que se mueva entre los 10 y 20 M€ sería suficiente para lograr su salida del Arsenal.

Ya que el dinero no parece, por tanto, un problema, la gran traba de esta operación reside en la enorme competencia existente. Clubes como Bayern Múnich, Inter de Milán, Real Madrid y, en especial, Juventus valoran igualmente su contratación y podrían complicar su desembarco en el Parque de los Príncipes.